¿Crees que es suficiente tener un orden en unos aspectos del negocio y en otros no? Sin duda, por algún lugar debes de empezar, ¿Pero qué pasa con el resto de los recursos?, ¿es suficiente tener sólo una parte ordenada y el resto dejarla al garete? 

Así como el desorden genera más desorden; sin duda en la medida que vayas ordenando  te darás cuenta que otras cosas que no te propusiste ordenar se empiezan a ordenar, es como un domino que te arrastra; sólo que en éste caso te lleva al orden.

Ya en otros artículos te he comentado que una de las respuestas más comunes al porque existe desorden en las empresas, tiene que ver con la falta de planeación y previsión de una serie de actividades y objetivos para tu empresa; así como en la falta de una estructura organizativa de los recursos humanos y materiales.  Ahora te doy otras ideas.

¿Qué otras cosas puedo hacer?

Antes que nada te respondo que definitivamente no debieras tener orden en una parte y desorden en el resto. Te algunas ideas de que más hacer.

 Puedes  proceder a pasar a la organización que te permita  ordenar tus pedidos y el surtido de los mismos, es decir, se trata que tengas el absoluto control de los movimientos de las mercancías o servicios de tu negocio.

Esto tiene que ver con dos aspectos fundamentales:

  • El control propiamente de cómo organizas operativamente tus pedidos:
      1. es decir de los procedimientos que usas para atenderlos,
      2. así como, de la forma que los surtes a tus clientes

Se trata entonces que hagas la enumeración de los pasos a seguir y el camino a llevar.

  • Por otro lado, también se trata de que definas las políticas con las que vas a atender a tus clientes, esto es los lineamientos que rigen el comportamiento de servicio a tus clientes. Aquí debieras definir, descuentos, promociones, formas de pago, créditos, tipo de clientes, etc.

En suma mientras no definas los procedimientos que tienen que ver con el manejo de tus productos y tus servicios, así como los lineamientos que rigen los criterios con los cuales das respuesta a tus clientes, estarás en una situación vulnerable, ya que puede llevarte a que la distribución de tus pedidos sea muy cara y deficiente por una parte, y/o que no logres mantener la fidelidad de tus clientes, lo que se traduce al final del camino en pérdidas económicas.

Si tienes observaciones y/o preguntas relacionadas con éste artículo del blog de Pymedestreza te invito a hacerlas; así como a compartir el artículo a quien le pueda ser útil.