Eres de los que te preocupa que has trabajado mucho, y por muchos años, y sientes  que él negocio no te  da lo suficiente, pero ¿ acaso has organizado las finanzas de tu negocio en todos estos años, de verdad tienes el control?. Te comento que hay muchas empresas con ese problema mismo problema, sin embargo, hay una forma de solucionarlo, y esa es teniendo el control de las finanzas de tu negocio, ahora te doy algunas ideas. 

  1. ¿Sabes con exactitud la magnitud de tus gastos y tus ingresos?. Si no es así te sugiero tomar el control en este momento. Te sugiero que a partir de hoy lleves un registro diario, tanto de todas las operaciones de salidas como de todas las entradas de ingresos a tu empresa.
  2. Una vez que llegue el primer mes de registros, conocerás por primera vez el balance financiero de tu negocio, así como la naturaleza del mismo. Es decir, que sabrás cual es el saldo de tus finanzas mensuales, cuanto es de gasto y cuanto de ingreso, así como la diferencia que hay entre estos dos. Si el gasto es mayor que el ingreso tienes un déficit; por otro lado, si tus ingresos son mayores que los gastos tendrás un superávit.
  3. En los registros anteriores, tendrás que hacer la diferencia, de la salida o entrada de dinero por un lado; y por otro, de las deudas que tienes por pagar y los cobros pendientes. Los primeros registros se refieren al flujo de efectivo de tu negocio, es decir, el dinero real con que cuentas para operar tu negocio. El segundo resultado, será el balance financiero, es decir, el resultado de la operación de tu negocio. 
  4. Una vez que tengas los resultados anteriores, te podrás dar a la tarea de revisar cada uno de tus gastos. Aquí podrás empezar a hacer ajustes en ellos, tal vez reduzcas algunos, los sustituirás por otros, o los cambiaras. Todo ello, depende de la naturaleza de los mismos. Te darás cuenta porque es importante que lleves tus registros.  Sobre todo, cuando puedas contar con los registros históricos, primero de un año, después de varios. Con esta información podrás identificar muchas cosas de tu empresa.
  5. Con el tiempo, empezaras a tener el control de tus registros, tanto en los conceptos, como en la precisión de los mismos.  Así también podrás hacerlo lo más detallado que lo requieras. No subestimes nada, ya que con el tiempo, la información que hoy no te parece relevante, te será de utilidad en el futuro.
  6. Con los ingresos sucederá lo mismo, el registro de todos tus ingresos, te dará la pauta para tomar decisiones relacionadas con los efectos positivos y negativos de tus ventas; y podrás cambiar el rumbo que ahora tienes.

Todo lo anterior te podrá parecer elemental, y en verdad lo es, sin embargo, en la medida que tengas el registro de absolutamente todo podrás contar con mayores elementos de lo que está sucediendo.  Ahora llevar el registro de todo, es relativamente fácil, utiliza un libro de cálculo, en una hoja registra tus gastos y en otra tus ingresos. Arma una tercera para presentar los resultados finales de cada mes, y éste se podrá convertir en el registro de un año.  Llevar el registro diario, es mucho más fácil que guardar los papeles y acumularlos, hacerlo poco a poco, es un trabajo que se vuelve rutina y puede ser muy fácil, si lo acumulas te dará flojera hacerlo todo de una vez. Invierte parte de tu tiempo en hacer tus registros, no te preocupes si están bonitos o si están bien hechos, lo importante es que tú los entiendas y que te sean una herramienta de utilidad para hacer el análisis de la situación de tu empresa.

Si este artículo es de tu interés, si tienes preguntas o dudas, contacta conmigo y responderé, ya sea directamente, o a través de un nuevo artículo. Si te gusta recomiéndalo a un amigo.