Eres parte de una empresa familiar? ¿Consideras que las empresas familiares son distintas a cualquier empresa? Sientes que todo lo que sucede en las relaciones familiares permea inmediatamente en la operación y resultados de la empresa? ¿Sientes que la administración es un obstáculo para sacar adelante la empresa familiar? ¿Qué hacer ante esta situación?   Aquí te presento unas ideas al respecto.

1.-De entrada es importante partir de la idea que cualquier tipo de empresa en esencia son las mismas, es decir, son agrupaciones económicas que tienen como objetivo generar ganancias para sus dueños, a través de la producción, venta o prestación de algún tipo de servicio. En ese sentido las empresas familiares, se insertan en ese mismo concepto, con la diferencia que aparecen lazos sanguíneos entre los socios y/o los trabajadores, independientemente de la figura jurídica que ésta tenga.

2.- Si la empresa familiar, es una empresa similar al resto de las empresas, entonces cualquier empresa familiar debiera tener, al igual que el resto,  una estructura orgánica que defina las funciones de cada uno de los trabajadores, y no por el hecho de ser familia, se debiera omitir esta base fundamental de la organización. Y ello es así, debido a que en la medida que la empresa familiar cuente con un orden para hacer las cosas, podrá obtener mejores resultados, al conocer cada uno de los miembros de la empresa cuáles son sus responsabilidades, cuáles los objetivos a alcanzar y algo muy básico  su correspondiente sueldo de acuerdo a sus funciones.

3.- En la práctica muchas de las empresas familiares, por la confianza que existe entre la totalidad, o entre algunos de los miembros de la empresa, no delimitan las funciones o responsabilidades de forma preestablecida, y en muchos de los casos, estas se dan por hecho como una situación tácita. Así por ejemplo el padre, la madre o el hermano mayor son el jefe, y es esa persona quien da las directrices a seguir, quedando el resto de los miembros en manos de éste jefe.  De esta forma, la estructura familiar se lleva al negocio, perdiendo con ella la objetividad o racionalidad económica del mismo.

4.- En estas empresas, en que las situaciones afectivas tienen un gran peso en la toma de decisiones y en la funcionalidad del mismo negocio; esta condición puede ser una ventaja, si las relaciones de comunicación son positivas y cordiales, ya que ello se extiende a trabajar como un equipo. Sin embargo, si la comunicación es limitada, si las relaciones se deterioran en algún momento o se vuelven conflictivas por problemas netamente familiares, también así serán los resultados del negocio. Es decir, esto puede ser un verdadero obstáculo para sacar adelante la empresa.

5.- Si la empresa familiar al igual que el resto de las empresas y tiene como objetivo la obtención de ganancias, entonces también debiera funcionar con una administración en forma que haga al negocio eficiente. Hacer una empresa, en la que cada uno tenga previamente asignadas sus responsabilidades,  de acuerdo a su propio perfil y la necesidad de la misma empresa. Se entiende que alguien debe tomar las decisiones administrativas, pero también debiera haber un pequeño consejo de administración en el que los integrantes de la familia definan las grandes decisiones y las deleguen al director o directora de la empresa; incluso el director debiera ser nombrado en ese consejo. De esta forma, todos los miembros de la familia que tengan injerencia en la empresa, y que no son el o la directora, también serán participes de las decisiones.

6.- Un punto muy importante a considera en las empresas familiares, es el establecimiento de un convenio en el que quede especificado la participación como socios de cada uno de los miembros de la familia que así lo sea, de tal forma, que éstos temas que pueden no ser un problema mientras esté el fundador o fundara de la empresa, siempre estén muy claros para en caso del retiro físico de este o esta, o a la falta del mismo. En este convenio, también debiera quedar preestablecido los canales de delegación de la dirección.

En suma, las empresas familiares, en tanto que no son clubes familiares sino organizaciones con fines de lucro, debiera contar con reglas claras de la participación de los miembros de la familia, tanto en su participación como socios del negocio, y su participación como empleados del negocio.; y además  la empresa debiera contar con una estructura administrativa que haga fluir la operación en términos de eficiencia y efectividad.

Si tienes preguntas o comentarios sobre éste artículo las puedes dejar en el sitio de Pymedestreza en la liga https://pymedestreza.com . Si crees que le puede ser de utilidad a alguien más compártelo. También en el blog https://pymedestreza.com/blog/ podrás encontrar otros artículos que te pueden ser de tu interés y de utilidad.