Tienes un negocio en el que has concentrado tu dinero, tiempo y esfuerzo y no encuentras los resultados financieros esperados y te sientes insatisfecho por ello. Es tiempo de hacer una revisión de lo que está pasando. Aquí te doy algunas ideas de cómo abordar esta situación.

1.- Una de las primeras acciones a realizar en un negocio que no tiene los resultados financieros esperados es identificar, no sólo los problemas que aquejan en el momento, sino ir al fondo para conocer cuál es el origen de los mismos. Hacer esto implica dedicar tiempo y esfuerzo para enlistar y analizar cada uno de los elementos que intervienen en la empresa buscando agruparlos por sus características e identificando qué pasa en cada una, y no sólo buscando a los responsables directos o indirectos de esa situación.

2.- Identificar las causas es sólo el primer paso para poder resolverla, ya que a continuación será necesario poner en acción medidas que lleven a ir resolviendo esas causas. Es claro que no se puede hacer todo a la vez, por lo que se hará necesario dar prioridad a las acciones, tal vez incluso elaborar un programa de trabajo que vaya abarcando cada una, o que se actúe por etapas. Eso es algo que los directivos de la empresa tendrán que tomar la decisión.  

3.- Las medidas para actuar también serán de diversa índole, así por ejemplo habrá que modificar algunos procedimientos u ordenamientos que pudieran existir. Tal vez sea necesario cambiar al personal o capacitarlo para que sus resultados sean más eficientes; o quizá las acciones tengan que ver con la misma organización actual del negocio. Otra puede ser el cambiar la estrategia con que se está llevando el negocio, o la relación con los clientes o proveedores. El manejo de las finanzas puede ser también el origen de que los resultados no sean los esperados, ya sea porque no se tiene los controles adecuados o porque se requiere hacer inversiones que hagan más productiva a la empresa. En fin, cada causa será distinta y habrá que actuar certeramente para modificar el rumbo del negocio.

4,.Llevar un negocio exitoso depende en mucho de las características de la dirección del mismo, por lo que el origen de los problemas de la empresa también puede estar en el liderazgo. Tal vez no se tenga una visión de hacia dónde y cómo llevar a la empresa con un rumbo determinado. Quizá la dirección no ha tomado las decisiones acertadas para solucionar los problemas. Una empresa sana también se asocia a un liderazgo sano, por lo que estos son también elementos que se deberán incorporar al análisis de las causas de los problemas.

En suma los resultados de la empresa, seguramente se ven afectados por elementos externos a la misma y que no pueden ser modificados por el empresario; sin embargo, también existen muchos elementos que son de naturaleza interna, por lo que es en ellos donde se puede actuar e incidir ante los elementos externos. Todo esto requiere que la dirección de la empresa empiece a tomar una nueva perspectiva de lo que está pasando en su empresa, tomar acciones que le permitan incidir de nueva forma en lo que pasa en su empresa.  De ahí que se hace necesario hacer hincapié en aprender nuevas herramientas que le ayuden a cambiar el rumbo actual de los resultados de su empresa, es decir, la capacitación del empresario es una necesidad vital para abordar con una nueva perspectiva, las acciones a seguir.

Este artículo forma parte del blog de Pymedestreza, si consideras que te resulta de interés y tienes preguntas, comentarios y/o observaciones, puedes hacerlas en el sitio https://pymedestreza.com .También puedes compartirlo con quien creas le puede ser de utilidad.