Uno de los grandes temas que se presentan en las empresas es sin duda lo relacionado con su personal. Una empresa puede hacer la diferencia por la calidad del trabajo y desempeño de su personal, y también por el contrario, el personal puede ser el factor detonante para llevar a una empresa al fracaso.  De ahí la importancia de definir con anticipación qué tipo de personal es el que te conviene contratar, es  decir, cual es el  personal adecuado para la empresa.

1.- En primer lugar, antes de definir qué tipo de personal requieres en tu empresa tendrías que identificar las responsabilidades y actividades que va a desarrollar cada una de las personas en tu empresa; así como cada uno de los puestos. Tal vez, ahora esta actividad te parece inútil, sobre todo si tu negocio es pequeño, sin embargo, te comento que no importa el tamaño de la empresa un directivo siempre debiera tener muy claro todas las funciones que van a desarrollar sus empleados, ya sea en las etapas iniciales del negocio, como en el crecimiento del mismo.  Si tu negocio es pequeño el objetivo es que vayas delimitando todas las actividades a desarrollar en el presente y en el futuro; si por el contrario tu negocio ya ha crecido o va a crecer, definir los puestos te da una idea de la organización y control que quieres y además vas a necesitar; así sabrás hacia donde seguir en las etapas de crecimiento de tu negocio.

2.- Adicional a  la definición de las actividades específicas a desarrollar en el día a día de tu empresa, es importante que definas los niveles de responsabilidad de los puestos, es decir, a quien reporta, y si es el caso quiénes son sus subordinados, así como la ubicación por departamentos. Tal vez tu negocio es pequeño, y pensar en diseñar departamentos o una estructura, por ahora pienses que no te sirva de nada, pero yo creo que sí, ya que te permitirá documentar la experiencia que vas adquiriendo en tu propia empresa, para ir confeccionando tus puestos y funciones, de forma tal que cuando requieras que éstas entren en operación, éstas no sea sólo producto de tu imaginación, sino de la propia experiencia de tu negocio.  Si tu caso es que tu empresa ha crecido o está por crecer, tener este ejercicio te permitirá dejar de improvisar, y créeme eso te puede ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo.

3.- Una vez que tengas desarrollado el puesto para el cual vas a contratar al personal, es importante que definas las características que requieres tengan esa persona. Puedes dividir las características en varios aspectos, por ejemplo para empezar puedes definir los requisitos básicos como nivel de preparación o estudios, edad, sexo, lugar de residencia, horario de trabajo. Una sugerencia básica es que no pienses en una persona en particular, más bien en la persona ideal que necesitas.  

4.-A continuación puedes definir los otros requisitos que tienen que ver con características más técnicas; tal como la experiencia previa, ya sea en trabajos similares o en otro tipo de trabajo. Aquí evidentemente el conocer labores similares puede ahorrarte parte de la capacitación, sin embargo, cuando las personas han trabajado también en otro tipo de labores, pueden tener experiencia que sume a sus capacidades y que puedes aprovechar en tu negocio. Estas características las tendrás que comprobar   con pruebas específicas para el puesto.

5.– Además de lo anterior, también sería importante que definieras las habilidades que requieres tenga el personal que vas a contratar, tal como   su organización, su liderazgo, su flexibilidad para adaptarse al trabajo de equipo, su grado de sociabilidad, de comunicación, etc. Habilidades que tendrás que evaluar seguramente con el apoyo de algún especialista. Esta acción puede ser la diferencia cualitativa de la calidad del personal que vas a contratar, ya que contarás con mayor información de la que puede presentar en su curricula.

6.- Definido lo que quieres del personal que vas a contratar, es importante que prepares las entrevistas e incluso algunos exámenes o ejercicios relacionados directamente con situaciones que pasan en tu empresa, y que el candidato a empleado tendría que resolver en su puesto.  También, es importante que conozcas las motivaciones que el candidato tiene en su vida personal y en su vida laboral, las expectativas en la empresa, etc. Es decir, toda aquella información que te indique con quien estas tratando.

En suma, todas estas son características deseables, y que tú  tendrías que tener muy claras antes de contratar a nuevo personal. Tal vez las situación de tu empresa, no te permita contratar al personal adecuado o  idóneo, e inclusive ni siquiera para cubrir un solo puesto, sino una persona para cubrir varios puestos o actividades a la vez; situación que en la práctica no está alejado de la realidad; ante esa circunstancia tendrás que elaborar un perfil en el que hagas una combinación deseable de requisitos y adecuarlos a tus necesidades del momento; sin embargo, te recomiendo que no pierdas de vista, que si tu empresa cuenta con personal profesional en la materia, tendrás mejores resultados que si tienes personal sin experiencia, y sin capacitación técnica.  Contar con profesionales puede hacer la diferencia no sólo en la calidad de tus productos y servicios, sino en los resultados económicos de tu negocio.   Este artículo forma parte del blog de Pymedestreza, si consideras que te resulta de interés y tienes preguntas, comentarios y/o observaciones, puedes hacerlas en el sitio https://pymedestreza.com .También puedes compartirlo con quien creas le puede ser de utilidad.