Tienes un negocio que ha venido creciendo poco a poco, un negocio que se ha hecho con mucho esfuerzo y experiencia, pero que a la fecha se encuentra en una maraña de complicaciones por la falta de profesionalización de toda la estructura laboral. A eso le llamo tener un diamante en bruto, es decir, que hay que trabajarlo y pulirlo, darle forma, aventúrate a transformar tu diamante. Aquí te doy algunos tips para iniciar esta nueva aventura de profesionalizar tu empresa.  

Te estarás preguntando a qué le podemos llamar profesionalizar tu empresa? Pues bien, partamos de entender qué es un profesional. Un profesional es una persona experta en algún tema, es una persona capacitada en algo específico que le ayuda en su medio laboral; un profesional es un conocedor de su trabajo; es una persona competente para desarrollar su actividad laboral. Y bien entonces una empresa profesional, es aquella que se especializa en brindar determinados servicios o productos, a través de personal profesional en el ramo donde se desarrolla.  Partiendo de lo anterior, qué requiere tu empresa para ser profesional?

1.- En primer lugar, requiere que tu dueño o director de la empresa, seas el profesional número uno de tu negocio y en la administración del mismo, que seas el experto que sabe enfrentar los problemas y crea soluciones eficientes. Es decir, tu empresa debe estar dirigida por un autentico profesional.

2.-  Si la cabeza de la empresa es un profesional, no se puede espera menos de quienes forman el equipo de trabajo de la empresa, de quienes dan la cara por parte de la empresa ante los clientes y proveedores, es decir que tus empleados también deben ser unos expertos, unos peritos, unos conocedores, en suma unos profesionales en su área. Por tanto, cómo puedes lograr que tus empleados sean profesionales.  De entrada, que al momento de contratarlos cubran el perfil que requiere tu empresa para atender una responsabilidad laboral. Es por ello, que se hace importante, que tu empresa cuente con los detalles del perfil de cada uno de los puestos que requieres tener para cubrir las necesidades de tu empresa, y que sea éste la guía para cubrir un puesto de trabajo.  En éste perfil, debieras desarrollar, no sólo los requerimientos técnicos de la persona que ocupe el puesto, también debieras incluir, las características deseables que requieres de la persona, considerando que ésta persona será parte de tu equipo de trabajo, y que tendrá que interrelacionarse contigo, con el resto de tu equipo, con tus proveedores y/o con tus clientes.

3.- Una vez que cuentas con el personal calificado para cubrir tus puestos de trabajo, se hace necesario que exista una capacitación continua de la cabeza de la empresa y de todo el personal.  Por ello te invito a elaborar un programa de capacitación anual, en el que se incluya absolutamente a todos, cada quien tendrá algo nuevo que aprender para ser un mejor elemento de la empresa. Tu programa de capacitación, debiera e ser variado, debiera contener actualizaciones de temas y herramientas de trabajo, de nuevas perspectivas en el medio, de temas complementarios como desarrollo humano, o de cursos de motivación, en fin capacitación que se traduzca en resultados positivos para tu negocio.

4.- Probablemente estés pensando, en las finanzas de tu empresa, y consideres que la capacitación es un gasto más que tendrías que enfrentar, y que por ahora tal vez no la consideres en tu presupuesto. Sin embargo, te digo que esa puede ser una perspectiva unilateral del asunto, ya que la otra cara de la moneda es que la capacitación continua puede proveerte de mejores elementos para tu empresa, de personal capacitado que incremente la productividad, que diversifique las ventas, que baje los costos, que produzca con menos, que genere innovación en los procesos o en los productos, que te lleve por caminos más cortos a obtener mejores ganancias, en fin que traiga beneficios a ti y a tu empresa.    

Así una empresa profesional es aquella que se preocupa por crecer y hacer crecer a su personal; es una empresa en la que siempre hay cosas nuevas que aprender; es una empresa en la que su personal tiene el deseo de superarse, de avanzar. Es una empresa en la que existe un programa continuo de capacitación, y además se tiene claridad en el tipo de personal que quiere para laborar. Es una empresa en la que lejos de ver a la capacitación como un gasto, la ve como una inversión que tendrá rendimientos en el futuro.  

Este artículo forma parte del blog de Pymedestreza. Si consideras que éste artículo te resulta de interés y tienes preguntas, comentarios y/o observaciones, puedes hacerlo en el sitio https://pymedestreza.com .También puedes compartirlo con quien creas le puede ser de utilidad.