Los problemas que se presentan día a día en tu empresa te están agobiando y quisieras  por arte de magia encontrar soluciones. Te tengo una noticia, no existen las soluciones mágicas. No obstante, si existen soluciones reales. A continuación hago algunas reflexiones que te ayudarán a encontrar el camino para resolver algunos de tus problemas.

Algunos de los problemas que se generan en los negocios, se deben a que muchos emprendedores cuando inician un negocio, lo hacen con los recursos que poseen o con los que logran conseguir, aunado a los conocimientos o habilidades que  tienen, así como con el deseo y las ganas de salir adelante, con todo esto se arriesgan  a emprender un nuevo proyecto.

Para alguno el camino se hace  rápido,  para otros es más lento, sin embargo, todos los empresarios o emprendedores  en algun momento se encuentran con obstáculos que van  sorteando, ya sea con habilidades, con audacia, con conocimiento o con la  intuición. Así los que logran pasar los primeros años, con el tiempo se van dando cuenta que cada vez tienen más problemas u obstáculos internos que NO les permite crecer o avanzar.

 ¿Qué pasa?. Sucede que en muchos de los casos el origen de los problemas es  la falta de una organización eficiente, la carencia de controles en el  negocio, la falta de una visión de futuro, la premura de hacer la cosas, la falta de supervisión,  todo ello conlleva a generar problemas. Problemas que con el tiempo nos van agobiando, y quisiéramos encontrar soluciones inmediatas que nos saquen del bache. Muchas veces tapamos un hoyo y destapamos otros.

 Te comento que en algún momento, todo negocio requiere, además de las habilidades y los conocimientos técnicos del tema del negocio, de otro tipo de conocimientos y habilidades que permitan organizar, controlar y dirigir la empresa, es decir, requiere entre otras cosas de los elementos básicos de la administración y/o de cultura empresarial.  

 Tal vez te parezca que hablar de administración son temas complejos, y te digo que lo son tan complejos como tú quieras hacerlos, sin embargo, tu puedes ir estableciendo tu propia administración de acuerdo a tus propias capacidades, iniciando con lo más simple, pero eso sí te advierto requerirás sin duda, de tu compromiso personal, tu paciencia, tu tiempo, tu esfuerzo, tu dedicación, y tu continuidad en los trabajos, de otra forma todo será inútil.  

Lo anterior, no quiere decir, que no puedas apoyarte en otros para dar el paso, sin embargo, con sólo supervisar el proceso, en un inicio no es suficiente, el nuevo paso requiere que tú estés ahí en todo momento, ya llegará el momento en que la supervisión sea el elemento clave para saber cómo andan los detalles, pero antes de establecer la administración, no es posible. En la medida que avances podrás irte desprendiendo poco a poco, y dedicarte a atender lo importante de la empresa.

Con estos elementos, tu podrás iniciar el largo proceso del cambio, el pasar de tener un negocio desordenado, sin controles, sin visión, sin planeación a una empresa ordenada con visión de futuro. Una empresa con cultura empresarial, en la que se vaya eliminando algunos de los problemas internos, el caos o enredo en que se puede encontrar tu empresa. Problemas como nominas exorbitantes, costos de producción altos, proveedores que se financian con tu trabajo, deudas, inventarios altísimos, personal que hace de todo y no se especializa en nada, falta de liquidez, etc.

Atrévete a dar el salto, te aseguro que vale la pena. Tal vez pienses que por ahora no tienes tiempo, que no tienes recursos, que no tienes quien te apoye, y yo te digo, qué acaso tú y tu negocio no merecen hacer el esfuerzo, esfuerzo que será compensado en el corto y mediano plazo; y probablemente esto haga la diferencia de tu empresa en el largo plazo, ya que buena parte de los pequeñas y medianas empresas no logran pasar al largo plazo, por falta de los elementos de organización, control y visión del futuro.  

No puedo darte soluciones mágicas, pero si puedo asegúrate que estos elementos hacen la diferencia para encontrar nuevas alternativas, que te permitan avanzar y salir del enredo en que probablemente te encuentres.

Si te interesa éste artículo te invito a dejar un comentario en el blog. También si lo deseas compártelo con alguien.